Usted está aquí


  • Iglesia de Trujillo
    Iglesia de Trujillo

Apartada de las rutas turísticas tradicionales, en una bahía profunda y quizás las playas más bellas de la Honduras continental, te espera Trujillo envuelta en la vida silvestre de la Laguna de Guaymoreto y de los picos Capiro y Calentura.
Tiene un ajetreado pasado colonial en medio de los embates de corsarios y piratas. Por eso se construye ahí la Fortaleza de Santa Bárbara desde donde resiste después a bucaneros y filibusteros. En la transición al siglo XX y sus primeras décadas vive una próspera época bananera, que se va junto con las compañías.
Lo menos conocido es que Trujillo también tiene un rico pasado precolombino, aún por investigar.
Además de su historia, y de la cultura viva de sus comunidades garífunas, Trujillo te reserva las playas de Campamento y Santa Fe, mantos de calmas aguas transparentes teñidas de turquesas; la biodiversidad de los manglares de la Laguna de Guaymoreto fundiéndose con el Caribe y de la selva del Parque Nacional Capiro y Calentura, y un muelle para cruceros.