Usted está aquí

Honduras tiene camino que recuperar y avanzar en seguridad ciudadana. Esta es una prioridad nacional, que pretenden varias acciones del gobierno que asumió en enero de 2014.

Los índices relacionados con la violencia son elevados, negarlos sería, además de deshonesto, la peor forma de revertirlos. Las cifras descienden lentamente, pero es más importante aún ver la imagen completa.

La inseguridad es un fenómeno social universal, sus grados y condiciones son los que hacen necesario estar más o menos alerta en un lugar o en otro. Sus peligros pueden estar más concentrados en determinadas zonas o momentos, y evitarlos hace menos posible que seamos sus víctimas.

Es el caso de una parte de la población de Honduras, afectada en niveles relativos muy distintos a los que reflejan las estadísticas nacionales. Cientos de miles de hondureños que, afortunadamente para ellos, pueden evitar la mayor parte de las situaciones peligrosas.

Y si hacemos un ejercicio parecido con el millón de huéspedes que nos visitan en promedio cada año, vemos que están todavía más ajenos a la violencia que reflejan las estadísticas.

Las probabilidades son más marginales y en niveles similiares a los de la mayoría de los destinos del mundo, si, como en todas partes, evitas lugares, momentos y situaciones de mayor peligro .

Cuando pienses en visitarnos, considera la seguridad, pero ten en cuenta también que, con algunas precauciones, puedes permitirte vivir toda la riqueza que te espera en Honduras.

 

Español